Menu

Caso Manglar -Arrecife

Ecosistemas acoplados transversalmente.

CASO MANGLAR-ARRECIFE.

Biol. Patricia Santos González.

Al observar desde el continente hacia el mar los ecosistemas costeros de  vemos, la selvas o bosques, las partes bajas,( los cenotes en el caso de la Península de Yucatán) los cuerpos de agua dulce, el manglar, las llanuras de inundación, la duna, los pastos marinos, y  los arrecifes de coral… como si se tratara de ecosistemas separados en forma de áreas inmóviles y ajenas o separadas ; pero  no es así.

Todos estos ecosistemas están  acoplados de forma transversal a la costa, en un sistema tipo “engranaje” en donde las conexiones e interacciones entre ellos son hidrológicas, geológicas, geoquímicas, biológicas y ecológicas  uniendo en una estructura dinámica y compleja a todos los ecosistemas costeros: desde los cuerpos de agua dulce continentales, hasta los arrecifes de coral, en una secuencia en donde lo que ocurre a uno afecta a otro,  o a otros.

Algunas veces esas conexiones  son evidentes, por ejemplo, vemos el agua dulce cerca de la superficie del suelo en la selva,  y luego la vemos  emerger en los ojos de agua costeros o en el mar, pero  otras veces las conexiones no son tan obvias, como por ejemplo las interacciones en los ciclos de vida o en los seres vivos  o los flujos de materia y energía.

Unas evidentes y otras no tanto, todas esas intrincadas conexiones ocurren en las zonas costeras del país en un largo  complejo ensamblado costero, que además es sumamente dinámico.

Este modelo de ecosistemas acoplados, también nos muestra, – por otro lado- la fragilidad y vulnerabilidad del sistema, entendemos, entonces que lo que ocurre dentro en el continente,  por ejemplo , afecta  afuera en el arrecife, o  lo que pasa arriba en superficie afecta abajo, en la salud del agua subterránea, y en consecuencia en el océano

En el caso especial del Manglar-Arrecife de Coral, los procesos de conectividad son evidentes a varios niveles, por tratarse de ecosistemas costeros ambos, por la fisiología adaptativa de humedales, por la productividad primaria que detona gracias a los taninos del manglar que producen efecto anti oxidante y que permite la existencia de la cantidad de nutrientes que da zona de crianza a las primeras etapas de vida de muchas especies de peces, crustáceos y principalmente que pasan su vida adulta en el arrecife de coral. Esto es el flujo neto  de materia y energía del mangar al arrecife.

En otra escala el secuestro de carbono y la depuración del agua que ocurre en el manglar, también abonan a la salud de los ecososistemas arrecifaes

Saber esto nos responsabiliza principalmente sobre nuestras acciones en la demanda de agua dulce, necesaria para sostener el acelerado crecimiento poblacional;  nos responsabiliza también, sobre el tratamiento y la disposición de aguas residuales y demás compuestos residuales, ya sean sólidos o gaseosos.

Es imperativo asumir esta responsabilidad, en todos los sectores de la sociedad , principalmente a los educadores y a los tomadores de decisiones de las diferentes agencias de gobierno y organizaciones sociales involucradas en decidir sobre el balance entre protección, manejo, y uso de los recursos, sobre todo ante los escenarios realistas de cambio climático, en donde las áreas costeras de están consideradas como áreas críticas, en particular los ecosistemas de arrecifes de coral.

Así mismo toca a quienes disfrutan de la naturaleza en general y a quienes bucean en arrecifes de coral, conocer, y luego comprender la realidad biológica y ecosistémica del lugar en donde llevan a cabo sus actividades y que dicho sea de paso se encuentra en estado de vulnerabilidad ante los efectos del Cambio Climático, por lo que tomar conciencia sobre todo lo que esté en nuestras manos hacer por protegerle, es obligatorio.